( Cartas, cuadros y leyendas de las Cortes, etapa 4 )
 

GOTA       Misivas - 1     Misivas - 2   Misivas - 3    Menú  
Número 4 - 020


Tercera  de   S.A.S.I.  María de las Mercedes, Princesa Madre de Éden
a   María Máxima Deloplus Mercuchova, Gran Duquesa del Salar.


Su Alteza Serenísima María de las Mercedes de Éden

Mi querida y lesionada amiga: 

Sé que andas con la muñeca escayolada. No me refiero a que camines con ella, que tiene que ser asaz cansino, sino que estás con la muñeca escayolada. La muñeca de la mano, tu muñeca, vamos. Bueno, tú me entiendes. 

Vuelvo de Magerit otra semana más, después de visitar a mi hijo. Y no me contengo en contarte lo que me ha pasado en Magerit. Reunieronse en la villa cercana a Mandergay esplendentes luces de las Cortes, aparte de mí, claro, que ya brillo por mi sola (como me decía la querida Nemesia de la Bahía, tiempo ha, que me iba yo y se apagaban las candelas que, en la capital de la corte barcelonesa, por el natalicio de nuestro Señor suele colgar el conocido y afamado establecimiento Le Tallieur Anglaise en su fachada). Pues sí, han visitado a la exquisita anfitriona Yorelia de Winter: doña Millenia de Gotolight y Brioches, Marquesita del Bollo y Fulgencia de la Lobera, Marquesa del Yermo y de la Vega. Coincidí con ellas el Jueves, el Sábado y el Domingo. 

Aunque siendo eso importante no es lo principal. Lo principal es que mi mensajero japonés, No Kia, que me lleva toda la agenda fue brutalmente atropellado por un coche de caballos. Fue trágico. Mas que nada porque se me perdieron todos los contactos que detalladamente llevo. En fin, que tendré que buscarme un nuevo mensajero. También se me extravió, sin dar razón de paradero todavía, mi fiel porta documentos Kar Tera, griego él. Y para colmo, cuando arribo en todo mi esplendor a Murcia, para coger el carruaje comunal a Ithaca me entero que se ha descarriado. Del sofoco que me dio me tuve que ir a unos baños cercanos a relajarme ...

En otro orden de cosas Millenia estaba muy bien. Es una muchacha muy educada y recatada. Un poco basta, empero, pero, ya sabes Maxi querida que a todo hay quien gane y que siempre me toca perder a mi. Luego estuvimos con Fulgencia, el sábado. El peinado no te lo comento porque luego dicen que si soy una deslenguada. Sólo te diré que ¡cómo se nota que desciende en linea matrilineal transversal de la nobleza centroeuropea! más concretamente del Príncipe de Beckelauert ...

Pues nada más Máxima querida. Confiando en que caigas en la cuenta de que las cartas se pueden escribir al dictado sin ningún problema.

Un beso atribulado.


María de las Mercedes. 

arriba

 
Alojamiento Web