( Cartas, cuadros y leyendas de las Cortes, etapa 4 )
 

GOTA       Misivas - 1     Misivas - 2   Misivas - 3    Menú  
Número 4 - 024


Quinta de S.M.A.S. Yorelia de Winter y Manzanares,
Marquesa del férreo camino
a  S.A.D. María Manuela de Montespan,
Duquesa de Montespan


Querida Manuela

Estaba presurosa por redactarte una misiva contándote la visita que tuve a bien de disfrutar de Doña Millenia de Gotolight, que encima coincidió en Majerit con nuestra callada y querida Fulgencia... pero escandalizada estoy con algunas informaciones, o en este caso, desinformaciones, que han llegado a mis oídos...

En primer lugar, reconocida fama mundial tiene la cocina de tu palacio, el de La Buena Mesa, pero empiezo a dudar de si nuestra querida hermana Trullina visita con frecuencia la despensa junto con Madretere o, si por el contrario, no la visita para nada y se pasa el día visitando el sinfonier con espirituosos, lo que luego hace que pierda noción de la realidad o le haga vivir una realidad paralela..... Quiero decir con esto que ha llegado a mi escritorio información sobre una misiva que envió nuestra querida Trullina a Dom Joan de Montecarmelo contándole mi última visita a Barcina en la que le apercibe que yo fui allí acompañada de Don Yannusio de la Fértil Vega. ¡¡Nada mas alejado de la realidad!! Bien sabes tú que coincidimos en nuestras respectivas visitas, simplemente, y que aprovechando la feliz coincidencia, organizamos algunas cenas y reuniones lúdicas.

Don Yannusio, encantador caballero, fue de mi total agrado, y, como cuenta nuestra hermana, ya no quedan caballeros que escuchen a una dama sin que la interrumpa, siendo una gran virtud ésta que solo poseen los varones de gran linaje, como el que nos ocupa. Pero de ahí a que parezca que voy acompañada por él en mis visitas media una gran distancia. Luego se desatarán las lenguas y ya sabes tu lo que eso conlleva. Como, por ejemplo, el comentario que corre por todas las cortes insinuando que cualquier día nos podemos encontrar en tu respetado palacio con el pecado nefando de Tijera desde que sólo hay hembras en él. 

En fin, Manuela, que como esa misiva se divulgue, voy a tener que sacar la colección turca de Dagas Indelebles.


Y ahora a lo que iba de verdad; Millenia estuvo en Majerit por asuntos familiares y tuvo a bien hacerme llegar una nota avisándome de su estancia para corresponder por no haber podido acompañarme a Barcina a causa de un fatal resfriado que la retuvo en cama con las tragaderas estrechadas...algo que Trullina no conoce, lo de las tragaderas, me refiero, pues sabido es lo anchas que las tiene, sobre todo desde que mira a Oriente.
Me divertí mucho con Milly (así la llamo, pues somos de confianza) ya que, aunque norteña, es exquisita en muchas facetas, en el humor, en la conversación y en su forma de entender la vida. Ordené al nuevo chófer que preparase la calesa y nos fuimos de modistos una tarde entera (qué bien carga el nuevo empleado los paquetes de las compras, hija). Y si agradable en extremo es la compañía de Millenia, la casualidad nos deleitó con la visita sorpresa de Fulgencia de la Lobera, acompañada por su señor marido.
Y como ahora Maria Mercedes visita a su hijo todas las semanas para seguir los estudios de este, no tengo que aclararte que nos juntamos una buena porción de nobleza relevante en Majerit. 

Así que me vi atareadísima organizando cenas, salidas lúdicas y entretenimientos para todos.


Manoli, esto te lo cuento en confianza, pero..... es que..... Fulgy.... ay, es que me da hasta apuro, pero valor.... Manuela, Fulgencia lleva el pelo suelto!!! Una señora de su linaje!!! Y encima no quieras ver la melena que tiene!!! Si le llega hasta donde la espalda pierde su nombre, que en el caso de Fulgencia, toma un nombre mucho mas voluminoso!!! Ella me comentó que es una promesa, pero una señora tiene que mirar más por el qué dirán que por cumplir una promesa, pues no creo yo que tenga edad para lucir cabelleras sueltas, cosa propia de muchachas intocadas ( y no, la verdad) y mujeres de moradas con rama de olivo en la puerta. Pero sigue igual de dicharachera que siempre y me contó que incluso igual de gacela que en sus años mozos, pues sentó bien al matrimonio una salida de sus posesiones y, por lo visto, arrugó muchos miriñaques en la habitación de la posada.


Dos de las veladas se nos hicieron tan agradables, que nos dieron las claras del día departiendo y una de las tardes Fulgencia nos invitó a sombrillas. Sí, ya se que suena raro, pero te lo explico. Resulta que una tarde salí con Fulgencia y su marido a dar un paseo por el populoso centro comercial de Majerit y nos sorprendió un pequeño aguacero justo cuando pasábamos por la puerta de los conocidos comercios Le Tallieur Anglaise, momento en el que la del Yermo, en un golpe consumista, apareció con tres sombrillas enceradas para protegernos de la lluvia. Yo lo entendí perfectamente, pues con los cabellos sin recoger en un turgente moño, y con la humedad, si llegan a mojársele se le hubieran rizado cual tribal africana de las que aparecen en las revistas científicas de naturaleza.


Mercedes apareció una de las soirees con un caballero, y Fulgencia hizo un chascarrillo, bien recibido por todos, cuando la llamó como la famosa cupletista Paulina Rubio, resaltando con esto que el caballero tenía cierto parecido con el conocido charlatán Ricardo Bofill. Ya sabes lo bromista que es Fulgencia, pero bien es sabido que a ella no le gusta hablar de la vida de las demás...... 


Bueno, querida Manuela, creo que tengo al escribiente con la mano dormida, pues muy alargada me ha salido esta misiva, pero tenía tantas cosas que contarte que ni me he dado cuenta, solo comentarte, por último, que me ha dejado escandalizada la violenta desaparición de la periodista Pestis, pero que nuestra honra queda ahora a salvo de publicaciones de color amarillo......

En fin, Manoli, que te animes y te acerques algún día a visitarme, más aun cuando ahora las calesas tardan algo menos en comunicar nuestras respectivas residencias.

Un beso desmentido

Yorelia de Winter y Manzanares
Marquesa del Férreo Camino
Mandergay

arriba

 
Alojamiento Web