( Cartas, cuadros y leyendas de las Cortes, etapa 4 )
 

GOTA       Misivas - 1     Misivas - 2   Misivas - 3    Menú  
Número 4 - 034


Primera de   Millenia de Gotolight y Brioches,
Señora de la Bella Easo y Marquesita del Bollo

a   S.M.A.S.  Yorelia de Winter,
Marquesa del Férreo Camino


          

Estimada y cómplice textil Yorelia,

 

Aprovechando que entramos en la revolución industrial cartera ( “llegar no sé si llegan, pero recoger recogemos” así reza mi nuevo cartero contratado a sueldo, que por cierto es mujer, y se llama Et, de apellido Intern)... me lanzo sin pudor a comentar pequeñas anécdotas... sin embargo sabes que no confío en la privacidad de nuestro correo, mi principal motivo para abstenerme de contar detalles íntimos.

Agradezco tu sugerente carta impersonal (a veces eres fría), más bien dirigido a la nada o quizás al Altísimo, te recuerdo que yo no he hecho votos aunque lo parezca y no puedo redirigir tus confesiones y absoluciones. Sé un poquito más cauta.

 

Pero no te voy a reprochar nada, Marquesa of the Steel Path, ya que guardo gratos recuerdos de la última estancia en tus propiedades, lo cual he de agradecerte una vez más. Un poco desencantado con la ebriedad de tus consortes en Manzanares, la Hermanas Sudorosas, a las cuales conocimos en el Gran Circo Pas-A-Poga y en compañía de Don Yannusio de la Fértil Vega, tal y como tú querida aludes (desconozco el título nobiliario de este enigmático señor que cuando habla, habla, y momento seguido tiemblan los reinos cercanos)

 

Asimismo me gustó la repostería que pudimos degustar en las inmediaciones de los herejes pueblerinos que se hacen llamar monarquía... el pastel de San Alguien simplemente delicioso (no caté los bollos por prudencia, ya sabes que mis médicos holandeses me han advertido de los cambios bruscos de carácter y hormonas que me producen)

 

En otros asuntos, y como bien ya sabes querida... en breve me desplazo a visitar las cenizas de la Corte en tierras orientales de este ancho de mangas país. Me refiero a uno de los pocos reductos donde los anárquicos salvajes de mi tierra entablan debates con los republicanos y por si no lo recuerdas, creo que vendrás en un carruaje alquilado a recogerme en Zaragoza. No te olvides llevar ese ábaco modernísimo a Dom Joseph de Cruixers y Bateles, que tal y como recuerdo el que utilizaba hace años no era precisamente eficaz.

 

He de expresar mi inquietud, ambas sabemos lo que nos gusta el teatro callejero...y desde que ví “Carmen y María”, esa impresionante obra de revolucionarias sin bragas, sin compostura y sin escrúpulos que tanto impacto causó en la sociedad burguesa, no he vuelto a ser la misma. Me encanta intentar suicidarme en compañía de amigas, tirando el carruaje por un barranco, prendiendo fuego por el interior de las vestimentas a los apuestos jinetes de los salones de alterne y evadiendo la justicia feminista que pretende hacerme ir hacia la luz... (su luz, porque a mi ya me parece una vela más que consumida)

 

No sé si confiar por tanto en las habilidades de tu nuevo sirviente, el terrible domador de caballos (y camellos) Xo-xófer. No me gustaría aparecer en las gacetas de la época con titulares o servir de inspiración a obras como “El cuarto pasajero” (si bien recuerdas, somos solo tres en principio, pero nuestro brillante glamour bien pudiera atraer a entes de otras dimensiones)

 

En fin, espero sobrevivir a tal largo viaje, que aún tengo muchas tareas pendientes, como la de rescatar jóvenes devotas de la luz, que multiplican su sectarismo en las Vascongadas (nuestro amigo El príncipe de Edén te puede informar con exactitud de este fenómeno actual)

 

Esperando disfrutar muy pronto de tus carcajadas irreverentes

 

Millenia de Gotolight y Brioches
Señora de la Bella Easo y Marquesita del Bollo


Flavióbriga

Alojamiento Web