( Cartas, cuadros y leyendas de las Cortes, etapa 4 )
 

GOTA       Misivas - 1     Misivas - 2   Misivas - 3    Menú  
Número 4 - 046


Segunda de   Millenia de Gotolight y Brioches,
Señora de la Bella Easo y Marquesita del Bollo

a   S.M.A.S.  Yorelia de Winter,
Marquesa del Férreo Camino


          

Queridísima y siempre agradabilísima Yorelia:

Supóngote enterada de mis últimas experiencias paraanormales en mi mansión vascuence. Te haré un breve resumen: tras las violentas apariciones y poltergueist decidí encaminarme en búsqueda de refugio religioso. R.M. Madretere fue asimismo consultada, aunque debe prestar oficio en otras almas a tenor de la tardanza, espero que tanto su bendición como sus consejos no sean recibidos post-mortem. Sería realmente terrible enfrentarse a otro espectro pululando por mi ya no tan solitaria residencia.

Pues bien, relataré mis jornadas de peregrinaje hacia el este en busca de ayuda, y sobre todo, más que ayuda, consuelo espiritual. He de advertir que me enfrenté a peligros que sin duda no precognicé previamente.

Fui acogida con euforia, aparentemente. Hacía ya tiempo que ninguna cristiana, y más aún de tal alto rango visitaba la morada del sabio ermitaño. Y en la calma (aparente) del templo gocé con el sosiego que andaba buscando con ahínco. Pero enterradas en sus enseñanzas el profeta demostró una inflexibilidad arriesgada, y presentí que estaba más lejos que cerca de Dios.

Resultó de todo esto que mi animadversión creció conforme me percaté de la peligrosidad de las prácticas ocultas de este ya no tan fiel profeta. Sin embargo, entusiasta como es Millenia de Gotolight por las ciencias ocultas insistí repetidamente en ser discípula predilecta y de esta manera poder enfrentarme a los fantasmas “divinos”. No resultó de su agrado pues me consideraba demasiado expuesta a las religiones del mundo como para convertirme eficazmente. Al final desistí, y tuve que tomar la desmayante decisión de desligarme para siempre de esa secta. Tendré entonces que enfrentarme a lo sobrenatural por mi cuenta, y... sola.

Ya de vuelta he decidido trasladarme por completo a la villa vascuence, estoy retirando enseres diversos de nuestro santuario familiar, creo tenerte informada. Y como el ajetreo es tal que incluso no dispongo de tiempo para alargar esta carta, me despido y comprobaré que mis sirvientes cuiden de embalar mis delicados tesoros.

Y otro asunto, espero que decidas visitar mi nueva (o actualizada) residencia. Aquí podrás rendirte a los placeres gastronómicos de la zona, como gustas, y de la conversación afable que siempre nos procuramos. Además así comprobarás en tu propio título los horrores que acaecen noche tras noche, y al menos podré compartir parcialmente mi demencia. Ja, ja.

Esperando tu visita, y ofreciéndote mi hospitalidad,

Millenia de Gotolight y Brioches
Señora de la Bella Easo y Marquesita del Bollo

Flavióbriga

 

| HOME | CHAT | MUSEO | VISITAS | CANALES | ZONA X | MAPA |

Alojamiento Web