( Cartas, cuadros y leyendas de las Cortes, etapa 4 )
 

GOTA       Misivas - 1     Misivas - 2   Misivas - 3    Menú  
Número 4 - 063


Primera  de   S.A.S.I.  María de las Mercedes, Princesa Madre de Éden
a   Seritienne de la Bella Easo, Condesa de la Conchita


Su Alteza Serenísima María de las Mercedes de Éden

Mi querida Seritienne:

Mándote presta misiva para saber que es y que no es de ti. ¡Hace tanto tiempo que no hablamos! y ¡hace tanto tiempo que no escribes!. Amén de que no frecuento los salones de la corte tanto como antes hacía, pues mis múltiples deberes me tienen atada - ya sabes, esas cosas que hacemos las Princesas Madres de los Principados-. Mira Carolina, la niña de los Grimaldi, que ahora mismo está acondicionando un hotelito en la Cote d'Azûr para la presentación en sociedad de su hija, Carlota. ¡Dime si eso no es trabajo!

Pues rauda te comunico la razón de mi misiva. Querida, tu y yo tenemos un asunto. No ese tipo de asunto que tienen las damas de sociedad con gañanes sudorosos, sino otro. Necesito noticias de la próxima (o no próxima) apertura de la ermita de San Cristóbal del Tallieur, cerca de la bella Easo, que ahora mismo no me acuerdo donde.

También decirte que no veo la razón por la que ocultas tus títulos y tus poderes. Que aunque Millenia, tu prima lejana, sea Señora de la Bella de Easo y Marquesita del Bollo, el escudo de tu casa bien relumbra en los solares patrios con nobleza y pureza de sangre por los cuatro costados. Que estas entroncada con la estirpe guerrera de los de la Bahía, a la que también pertenecía nuestra nunca olvidada Nemesia, eso es algo que no debe ocultarse. ¡Orgullo!, ¡Prez!, ¡Honra!, que el título de Condesa de la Conchita es un título añejo, digno y muy lustroso.

Pues nada, querida Seritienne, un beso revelador

Maria de las Mercedes
Princesa Mother de Éden

arriba

 

| HOME | CHAT | MUSEO | VISITAS | CANALES | ZONA X | MAPA |

Alojamiento Web