( Cartas, cuadros y leyendas de las Cortes, etapa 4 )
 

GOTA       Misivas - 1     Misivas - 2   Misivas - 3    Menú  
Número 4 - 068


4068  Segunda   del   Marqués de Lagartera
a    S.M.A.S. Yorelia de Winter

Estimada tía...

Estoy sumamente preocupado por ciertos acontecimientos que están ocurriendo en mi lugar de descanso veraniego.

Se que he estado muy callado estos días, pero la repentina muerte de mi Tiíta, Mª Manuela, me han dejado acongojado. Pero no quiero hablar de ese tema porque sino las lagrimas surcan mi rostro y como estamos a fin de mes no esta el horno para mas pergaminos.

A lo que iba estimada Yorelia. Hace ya un mes que me hice traer de las Inglaterras un hermoso cachorro de can, un labrador. Del color del cielo nocturno, Negro como el azabache y muy dócil. Tengo ganas de que lo veáis. El animal se comporta como su edad le corresponde como un niño cosa que me encanta y ahora es cuando estoy enseñándole cosas para su bien.

El problema empezó cuando hace 3 meses la Marquesa me hizo anuncio de que deseaba tener un hijo, fue tal mi horror que casi necesito asistencia chamánica, ya sabes cual es mi opinión sobre esos engendros diabólicos -hijosdelmismisimosatanas- Así que disuadí a mi estimada esposa de tal propósito.

Cual fue mi estupefacción que a los 3 días me anunció que estaba en estado de gestación, Aquí tuve que llamar a nuestra amiga la chamana para que me atendiera, porque creía morirme del disgusto. Después de pasar 3 días en cama, nuestra amiga la chamana me comunico que el embarazo de mi estimada esposa era psicológico y que tenia que hacer algo para remediarlo porque sino podría acabar muy mal la cosa.

Y así es como decidí hacerme traer a Yago, sí, Yago se llama el can. Pero para no descanso mío, mi esposa en cuanto lo vio dijo que dios le había traído un hijo. Yo ya no sabia que hacer, así que le deje estar y si eso la hacia feliz pues tampoco me iba a preocupar demasiado. Así que  contraté a Armando para que la ayudara en sus quehaceres, y fuera su secretario particular. Un hermoso Gallardo que seria de tu gusto. Le di instrucciones muy explicitas para que la marquesa estuviera bien, y me mantiene informado de absolutamente todo.

El problema es que ahora Albertina piensa que el can, es su hijo y se pasa el día jugando con el, y cogiéndolo en brazos como si fuera un bebe. El pobre can esta desquiciado. Menos mal que dentro de 3 meses lo llevare a un entrenador para que se comporte como tal y no como un niño mimado.

He oído que últimamente estas cerca de la ciudad condal, a ver si te dejas caer por palacio para tomar el te y leerte mis ultimas obras, la ultima "Revolución" creo que va a ser mi opera prima. Quiero que vengas y me des tu opinión sobre el tema.

Espero que te encuentres bien por la capital, quiero visitarla en breve, pero el pequeño can ha variado nuestros planes de viaje en los próximos 6 meses. Se que lo entenderás.

Te ruego también que mandes una disculpa a María Máxima por una carta que le envió mi esposa, ya que no tengo modo de contactar con ella, ya que no fui presentado debidamente a una dama como ella y seria poco decoroso que un hombre le enviara una carta de disculpas sin conocerla antes.

Siempre afectivo y sincero

El marques de Lagartera, Señor de Rol y Kaymank


PD: ¿Como se encuentra vuestro protegido? me han llegado noticias de que esta dejando el mar de lado últimamente.

 

| HOME | CHAT | MUSEO | VISITAS | CANALES | ZONA X | MAPA |

Alojamiento Web