Menú de misivas
( Cartas, cuadros y leyendas de las Cortes, etapa 4 )
 

GOTA       Misivas - 1     Misivas - 2   Misivas - 3    Menú  
Número 4 - 069


4069  Segunda   de   Doña Albertina de Enq, Marquesa de Lagartera
a  María Mercedes Máxima Deloplus Mercuchova, Gran Duquesa del Salar

Amadísima Maria de las Mercedes,

Habiendo recibido tu misiva, deseo ante todo comentar que el tono de la misma refleja un cierto desdén. Estoy pues convencida que el origen de semejante estado se deberá a los calores del estío, por lo que permíteme que te recomiende que pasees por el Rastro donde encontrarás alguna que otra filigrana que te ayudara a mitigar esos sofocos.

 

Referente al sepelio, no ingerí remedio alguno que pudiera alterar mi percepción. Desconozco si era tu caso, pues dada tu reconocida memoria, me desconcierta que no recuerdes los hechos de ese día. Espero que no estés tomando nada que pueda afectar tu sano juicio, querida. Recuerda que mis médicos están siempre a tu entera disposición. Te relato que vi a tu hijo Mercuchoff y al Abad, de la misma forma que también te encontrabas presente, discretamente alejada de la multitud eso sí.
 
Querida, nos conocemos y no podrás negar que semejante tipo de ceremonia no nos la perderíamos ni enfermas, que mucho nos gusta luego poder hablar y criticar de lo visto.

Dejando de lado pues el pasado, que pasado está, deseaba contarte algo que me preocupa. Se trata del Marqués. Debo reconocer que mucha felicidad no ha llegado a su espíritu con su reciente paternidad, pero me afecta profundamente que trate a nuestro hijo Santiago con un cierto desdén. Quizás sea un poco velludo, pero no es motivo para que no lo  abrace con cariño. Y a pesar de la vergüenza que siento contando esto, debo decir que pillé al Marqués dando a nuestro retoño pienso de las caballerizas y huesos de buey. Estoy profundamente afectada. Que debo hacer?

Eternamente tuya,

Albertina du Enq
Marquesa de Lagartera

Alojamiento Web