MISIVAS DE LA CORTE (51)

Al menú de la Corte

INFORME SECRETO DE LA HERMANDAD DEL AZOFAIFO
a
S.A.D. María Manuela de Montespán  

Alteza,  tened a bien el considerar todos los puntos que en este informe vienen ya que los hechos que en ellos se exponen afectan a fra Arnaldus de Gràcia, un franciscano asimilado de alguna manera a vuestro servicio o, en cualquier caso,  natural de las tierras del antiguo condado de Barcelona.

La policía secreta de la Michirona ha extremado en estos últimos meses cualquier movimiento de extranjeros que se produzca en este condado de los Vergeles, con el objeto de preservar las purgas culturales y políticas que aquí se producen y de asegurar el triunfo de la revolución que está asolando nuestras tierras . 

El dicho Fra Arnaldus apareció poco ha en los límites de la ciudad de Lorca y tomó contacto con un joven campesino que no pertenece a nuestra hermandad. Naturalmente , la policía secreta, la siniestra mano derecha de la Saler, procedió a vigilar a ambos individuos con su habitual discreción y a seguirlos hasta la ciudad de Lorca (la actual ITHACA) donde fueron detenidos aprovechando los disturbios que se produjeron durante la celebración del Auto de Fe en que la Michirona entregó al fuego una buena parte de la memoria histórica del Condado de los Vergeles, como ya viene sucediendo periódicamente. 

Los interfectos fueron arrojados a las mazmorras del palacio del #sureste, un nuevo edificio construído por La Michirona con objeto de convertirlo en edificio de la corte del llamado Principado de Eden, y que, ante la falta de cortesanos que coreen su dictadura, ha quedado reducido a los usos de prisión para los disidentes. 

Por lo que ha podido saber nuestra hermandad gracias a la los colaboradores que tenemos introducidos en el Palacio, la vida del fraile, que ha sido acusado de espionaje y de sodomía, no corre peligro de momento ya que ha tenido la buena idea de invocar su adscripción a vuestra casa y de no admitir otro tribunal que no fuese las leyes y usos del condado de Barcelona . Asimismo se ha declarado bajo la protección de vuestra Alteza y también del Duque de Monte Carmelo. Siendo como es que el derecho catalán, a pesar de la desaparición de la dinastía condal, sigue siendo admitido, el fraile está sano y salvo, si bien en condiciones de vida muy precarias. La Michirona no se atreverá a tocarlo.

El campesino, no obstante , y siempre según nuestros informadores, al no tener valedor de calidad y ser natural de este condado de los Vergeles ha corrido la espantosa suerte de todos los que caen en manos de la “Sekuritate” de la Michirona. Le ha sido aplicado el llamado “tratamiento de conversión”. A pesar de que el muchacho se ha mostrado de acuerdo en admitir la existencia del llamado Principado de Eden, de la supuesta ciudad de Ithaca, del fabuloso río Guadalentón, y otros no menos disparatados detalles producto de la insania de La Michirona, no por ello se ha visto a salvo de la tortura que le ha sido inflingida con objeto, parece ser, de que confesase hechos de los cuales no tenía el más mínimo conocimiento. 

El acusado ha sido maniatado a un potro en presencia de la Saler que ha dirigido personalmente el proceso. La Michirona se ha encargado ella misma de los tormentos que serán descritos a continuación, brevemente, por mor de la decencia y del buen gusto. 

En primer lugar La Michirona ha susurrado en los oídos del muchacho, lentamente, y sin interrupción, una serie de espantosos poemas que ella misma compuso, llamados “el látigo de Adonai” que producen en quien los escucha o los lee un estado de sopor y de destrucción de cualquier facultad pensante, especialmente doloroso. Este martirio ha durado toda una tarde. Al final el reo ha confesado todo lo que sus verdugos le indicaron. A continuación La Michirona, luciendo unos miriñaques estrechos de talle y de vuelo que aprisionaban sus lorzas y que ella llama pareos (tal como. hizo en una de las últimas visitas, se dice, a vuestra ciudad condal) , y armada de una cítara cantó, también danzando, una melodía de su propia cosecha, amorosa, y de efectos aun mas destructivos que los poemas. Este último tratamiento ha sido de una extrema crueldad , ya que el prisionero ya había confesado todo lo que le había sido requerido. El muchacho es insalvable. Nada se puede hacer ya por él. Seguramente será abandonado en algún rincón del Palacio del #sureste o en la ciudad misma, ya que, en su estado, no representa ningún peligro.

Como veis , Señora, la situación empeora por momentos. Se ha ideado un plan para que el fraile pueda huir de las mazmorras, pero no estamos seguros de que tenga éxito. Os rogamos que no deis publicidad a esta carta ya que nuestra estrategia correría grave peligro y somos muchos los que en este condado estamos implicados en LA HERMANDAD.  Asimismo nos permitimos daros la sugerencia de que no impliquéis al Duque de Monte Carmelo en este asunto, ya que, aunque sabemos de su simpatía por nuestra causa. no confiamos lo más mínimo de su criterio, ocupado como está en sus asuntos que parece que no tienen nada que ver con los nuestros y teniendo en cuenta que el recrudecimiento de se su extraña enfermedad nos hace temer lo peor. 

HERMANDAD DEL AZOFAIFO.
 ¡VIVA EL CONDADO DE LOS VERGELES LIBRE!

arriba        Al menú de Las Cortes

Alojamiento Web