MISIVAS DE LA CORTE (67)

Al menú de la Corte

1ª a  Yorelia de Winter y Manzanares, Marquesa del Férreo Camino  
 de María Antonia, Ilustrísima Baronesa de Ibiza
.

Querida y estimadísima Yoreli,

He recibido una curiosa misiva de la monja rara esa que Manuela tiene a bien alojar en su palacio que no hace mucho me estuvo incordiando desde Sicilia. No quiero ser alarmista pero parece que tu hermana, si es que ella no te lo ha comunicado por su cuenta, ha vuelto a ser víctima de uno de sus delirios de intriga palaciega. La pobre no regía mucho desde que hubo de dejar el figón famoso que su excentricidad le hizo abrir y regentar.

El caso es que me he sentido alarmada, pues de lo que me dice la monja se infiere que Manuela se va  meter en líos en Murcia, en pleno Condado de Vergeles, ahora renombrado al parecer como Ithaca. Considero que debo, por mi posición, ir personalmente a averiguar qué ocurre en esos parajes y, sobre todo, evitar que Manuela haga alguna de gorda, pues miedo me da su ímpetu y ese carácter que se gasta. 

Además tengo muchas  ganas de estrenar  un invento nuevo, ya sabes lo cosmopolita y lo científica que soy, que me he hecho enviar desde París, una montgolfiera. Es un aerostato, es decir, un aparato que te permite volar. Tiene forma de odre de vino enorme  y se llena  con aire caliente y te eleva, pudiendo recorrer grandes distancias por el aire. Es la ocasión idónea para usarlo . Y además tengo la isla invadida de teutones ruidosos y borrachuzos, como cada verano, por lo que no me viene  mal ausentarme de este barullo y tomar contacto con la Corte, que tengo muy dejada últimamente.

Así pues, Yoreli, querida, me pongo un miriñaque abrigadito, que en las alturas hace mas  frío, como en la montaña, y parto mañana temprano a esos lares.

Siempre  tuya, 
María Antonia
.

arriba        Al menú de Las Cortes

Alojamiento Web