El ZORRÁGAPE
Celebrado el primer día del año 2000, PARTE -1


Asistieron:  Victor1, Consorte, Davis, Skyfox, Cloto, Qerelle, Trull, Neme_, Odysseus , Mercucho,  Joan1 (un ratito)

Pues sí, queridas todas:

Esta vez, Consorte y yo (eso dice él, en realidad lo hará él solo y no me dejara meter baza, o eso cree...) hemos determinado tomar las riendas  de  la crónica. Y es que estamos  hartos de leer los sucesos que han ocurrido en nuestra casa y de salir  vestidos de blanco (cambiaremos el uniforme por sotanas la próxima vez) en las  fotos que de las kedadas se publican. 
Por tal razón, y para permitir descansar por una vez a los ilustres literatos
(es un bocas,  lo que ocurre es que desde que leyó a García Márquez, se cree Cervantes), nos quitamos los mandiles y tomamos el teclado a efectos de relataros lo que fue eso que se dio en llamar

EL ZORRÁGAPE

(Cena de año nuevo)

El zorrágape tuvo lugar el primer día del 2000, fecha idónea para comprobar cuantas de nosotras  estaban afectadas por el cambio de dígito y sobre todo por cierta malicia que motivaba la curiosidad de ver quien ganaba el premio a la  más  resacosa  y desmoronada. (Claro, como no consiguió que le invitasen a ninguna fiesta él se fue a la cama más pronto de lo acostumbrado, y de paso así cuidaba el aspecto para el día siguiente)  

A tal fin se dispuso mesa en el Jardí de l’Ànima, lugar del comentado encuentro. Consorte y yo  ( el no hizo nada mas que un plato, y ya se cree un Paul Bocuse de los fogones..) nos fuimos a prepararlo todo con objeto de que por una vez pudiéramos  sentarnos los dos juntos a cenar con todas, y no por turnos  como en anteriores convocatorias canaleras.

 La primera de las sorpresas que tuve con motivo del evento me vino esa misma tarde, al comprobar  mi correspondencia:  nuestra querida Lala Gharta me remitía una misiva  dirigida a las distinguidas asistentes al acto que, con su permiso, paso a reproducir:

Extimadas zorriagapetas (¿Se dice petas o p....?):

Permitidme en primerísima instancia aclarar el porqué de llamaros extimadas. No es que os tenga un aprecio especial ni nada por el estilo. Con lo zorrupias que sois, vosotras mismas lo declaráis en la convocatoria del evento, comprenderéis que mi estimación por vosotras no puede  ser más que absolutamente nula. 

Os llamo ex–timadas, porque es mas que posible que en los antros en que estuvisteis ayer, intentando celebrar como posesas el tan cacareado fin de milenio, os timasen repetidas veces mientras bebíais un brebaje parecido a un combinado hecho con los restos de las garrafas y lo pagaseis a precio de chulo de la Thermas ....¡Ay, alma de cántaro!, ¿cuándo comprenderéis que un día de nochevieja hay dos cosas imposibles? La primera: ninguna de las bebidas que se sirven ese día tan señalado lleva algo mas que alcohol de quemar; y si tienes suerte, este es de los que tienen indicador y por lo tanto tienen algo de saber. Segunda: Ese día (como casi todos tus días, no presumas wapa que te conozco) es imposible ligar; están todos borrachos y tu maquillaje se ha descompuesto tanto (Claro, como no pude daros la receta de la mascarilla, pues os tenéis que joder) que tu cara se parece mas a la boca de la Mari Trini que a la reina mora que pretendías ser cuando saliste de casa. Por cierto y sin animo de joder, mira de reojo a la mariki que tienes al lado y verás en su cara los estragos de la noche patéticamente disimulados.


A
intancias de QeReLLe  y de victor1 os escribo este pequeño billete para desearos un feliz año nuevo (Lerda, que el milenio empieza el año que viene por mucho que se haya empeñado el Corte Inglés) y desearos que éste sea diferente al pasado, porque como resulte igual, no creo que tus nervios aguanten otro año entero sin follar.


Davis
cariño, compórtate en el ágape. Creo que toda están hartas de verte tan comedido y educado. Lo que esperan de ti es que liberes al tigre salvaje que hay en ti y las sodomices antes del postre.

Joan1
chulazo, epero que el mantel de la ultima vez lo hayas cambiado por las cortinas de encaje. Eso siempre da apariencia de mantilla y queda muy español. Algo que Odysseus te agradecerá.

Odysseus
hermosa, no des guerra y pórtate como una provinciana pimientera bien educada en el Círculo católico y la Sección Femenina.

Mercucho, cuida de esta reata de lokas. Todo el canal confía en tu sentido de la responsabilidad (ingenuas que son las pobres)

Cloto cielo, ¡levántate rápido de la mesa que la Urbana se te está llevando el tractor!

Neme_ laztana, zorionak eta urte berri on. (para las que no habláis indígena os hago una breve traducción: “Neme_ querida y adorada amiga del alma, Solamente te deseo que estas entrañables y familiares fiestas te estén resultando maravillosas y que el año nuevo este que empieza resulte para ti aun año espléndido y lleno de gozos laborales, personales, afectivos y en todos los terrenos en los que quieras empezar nuevos proyectos. Te mando un beso”. Si, ya lo se, pero el euskera es muy sintético y en cuatro palabras.....)

Victor1 y Consorte intentad que estas princesas estomagadas por el efecto de tanta fiesta acumulada puedan llegar a apreciar mínimamente las maravillosas exquisiteces que salen de la magia de vuestras manos.

Sin mas, dejaos sorprender por el nuevo año.

Guardad un minuto de silencio (ya se que es difícil, pero intentadlo), por Protos, OlufsenJarvisCk y aquellos que aun queriéndolo no pueden acompañaros.

Un beso sincero (smuack, smuack) de esta, vuestra que lo es

                                                                                    Lala Gartha

Maravillosa y atinada  mujer  esta...deseo que algún día nos regale personalmente  con su impagable  presencia en un próximo zorrágape, donde, es seguro, ostentará la presidencia de la mesa por ser la que más méritos de las presentes reúne para ese honor.   (Y la de lengua más afilada, víbora que es...) 

Volviendo al hilo del relato, estaba yo con  las  manos  en la masa (masa de las  croquetas que íbamos a servir, a  ver que estáis pensando, salidas...) cuando en estas hizo su aparición, Trull, a quien se esperaba, acompañado de, oh dioses loados, la más recia de todas las recias norteñas que frecuentan la gran casa de #Gay: Qerelle, en directo y en persona. 

Besitos y arrumacos de rigor y, cuando estábamos en pleno brindis por el nuevo año, dado que no habían llegado las demás y, por tanto, aún había vino, unos crujetazos en la entrada nos llamaron la atención: se trataba de Cloto, que llevaba un cuarto de hora en la calle porque se había empeñado en abrir la puerta al revés y ésta, claro, no se  dejaba. Como es un chico tímido y sensible, estuvo esperando en la creencia de que aún no se había abierto el sitio, por no molestar...claro, que cuando el frío hizo su efecto le salió el alma de astur de las cavernas y determinó abrir la puerta aunque fuera a cabezazos, que esos golpes fueron lo que sentimos...¿o nos oiría el entrechocar de las  copas  y se pondría nervioso por si nos lo acabábamos todo? 

El caso es que Consorte llegó justo a tiempo de  evitar que la de Oviedo continuase royendo con los colmillos el picaporte  de  la puerta. 

El siguiente, puntualísimo, fue Skyfox, recién bajado de esa montaña a la que le ha dado por ir  a vivir –las hay excéntricas, oye- y, un cuarto pasada la media, cuando yo justo salía de la cocina, vi como desde la entrada se precipitaba al interior una mole con gabán de piel negro emitiendo unos alaridos –se supone que de emoción- seguida de unos señores, a los que no pude  distinguir bien, pues me metí aterrorizado de nuevo en la cocina por si acaso le daba a aquel ser por venir a besarme también. 

Cuando calmó el barullo, asomé la cabeza y pude comprobar que, efectivamente, había llegado Odysseuss seguido de Davis, Mercucho, y Neme_
(la tardanza se debió a que como ya saben que en casa de Victor1, se produce habitualmente el milagro de las bodas de Canaan, lo que mas se toma es vino y decidieron ir andando para luego coger un taxi).

Y con ello se acabó la espera, pues visto que Joan1 no venía, según llamada que se  le hizo en que se excusó arguyendo que estaba delicado de salud por la gripe recientemente  pasada, pasamos a la mesa con el habitual grito de “niñas: al salón”.

N
o voy a entrar aquí en las bondades del menú que se  ofreció, por ser Consorte y yo quienes hacemos  esta crónica: quien quiera saber que pregunte a los interesados, pero que conste que les tratamos bien y no se me intoxicó ninguna ( no: no utilicé las sobras  de Nochevieja, malpensadas...),
(yo si pienso entrar, En primer lugar y como neutralizante de todas las garrafas de alcohol de quemar que habían ingerido la noche anterior, se les sirvió un plato de sopa de carne y verduras con fideos y pelota murciana , esto entono los estómagos para prepararles para las croquetas ya mencionadas, del tamaño de balones de rugby, acompañadas de pimientos morrones en salsa dulce con vino blanco.
Después
algo mas ligero una ensalada de setas, con al menos 8 tipos distintos, que yo las vi, en vinagreta de crema de leche, y para terminar algo que hace las delicias de mi buen amigo mercucho, magret a la mostaza de frambuesa, acompañado de manzana en compota, de postre tronco de San Silvestre, pero sustituyendo la castaña por crema y chocolate.
Todo ello regado con vino blanco de rueda y negro de Navarra, un poquito de cava catalán y café, en que hora lo hizo Victor1, todo el encanto de la cena se perdió en ese momento, pura agua manchada, espabilado yo, como pensé que la crónica la haría mercucho, me levante raudo a quitarle esa pócima y darle un café decente, cosa que al final veo que no hubiese sido necesario).

Contra lo que todas  esperábamos y vaticinaba Lala, la verdad es que en la cara de  ninguno se  veían los estragos causados por la noche de juerga pasada, más bien al contrario. Supongo que esa tarde las planchas, el estuco y el almidón fueron usados hasta la saciedad. El caso es que parecíamos una sección de piezas restauradas  del Arqueológico Nacional más que digna. O igual es que yo los miraba con ojos amables, vaya Ud. a saber...

Con los ojos brillantes y las uñas emponzoñadas, nos aprestamos a comérnoslo todo y a todos, pero, OH sorpresa, sea por el espíritu de la Navidad, sea por la muerte masiva de la mitad de las  neuronas de participantas por causa del fiestorrio de Nochevieja, el caso es que el nivel de insultos, escupitajos, y despanzurramientos habitual en estos encuentros fue sensiblemente menor: ¡¡

Parecíamos amigas, diría yo, pero de las mentira!!. Una amiga de mentira es aquella que es amable y gentil contigo, porque la amigas  de verdad  están  para eso: para ponerte a parir a  la mínima, que por algo hay confianza...Evidentemente, hubo un cierto grado de casquería, (por favor, repárese en la lista de asistentes...) pero nada:  lo equivalente a una tapita de callos, no esos espectáculos “gore“ que solemos protagonizar. 

Tanta paz y tranquilidad no podía ser y, claro, se rompió cuando tocando las doce, muy oportuno lo de la hora por lo adecuado, hizo irrupción por la puerta, tocada de vaporosa pañoleta palestina y conjunto de cuero chaperil nuestra querida Decana de  Brujas que había declinado la invitación por motivos de salud: Joan1.

En lugar de decir que se había levantado del lecho del dolor por mor de  ver  a sus amigas y compartir con nosotros esos felices momentos nescafé, como es así de burra, no pudo callarse el hecho de que había quedado “pa foyá” según su nomenclatura y que total, no le venía de acercarse a ver al zorrerío reunido y desearnos que nos rompiésemos una pierna en este nuevo año. Con lo cual, quien más  quien menos, llegó a la conclusión que la excusa para quedarse en casa en realidad ocultaba el hecho de que la bruja debía haber estado toda la tarde trasegando cantidades ingentes de anís del Mono con viagra y que hasta que no le hiciera efecto la pócima no quería salir.

Piadosas que somos y falsas que somos aún más,  nos apenamos de sus dolencias y mientras le dábamos palmaditas cariñosas de aliento en la chepa le ofrecimos un plato de caldito con pelota, contra sus protestas de que no, que no tenía hambre, aunque lo devoró conjuntamente con unas cuantas croquetas que le dejamos arteramente a su alcance. Satisfecho su apetito y tras despellejar un poco a sus víctimas habituales desapareció en la negra noche con un revoloteo de pañoleta palestina, tras lo cual volvió la paz y el sosiego a la mesa.

En el ínterin, decidimos que la gayega, -si, el nuevo bot del canal, la omnipresente Protos- no se podía quedar tan tranquila  en su casa, así que le telefoneamos para incordiarle un poco y ponerla emotiva, que sabemos que es una cosa que le da mucha rabia, porque se le ven los pololos. Si es que es una sentimental...

Postre, café y cava y, puesto que Protos no estaba, pudimos decidir libremente que NO iríamos al Arena y, tras embutirnos en dos táxis, nos dirigimos a romper un poco la disco Metro.

CONTINÚA....

Alojamiento Web